Aplicando otras técnicas a nuestros vinilos para colgar

Cada día descubrimos nuevas técnicas y manualidades en este universo de la creatividad y nos hemos decido a intentar mezclarlo con nuestros vinilos para colgar. Para peques y mayores la posibilidades son infinitas.

Este fue un regalito muy especial para dos pequeños maravillosos y para estrenar en su nueva casa. Probando un poquito de lo poco que aún conocemos del mundo Scrap, con cordeles, washytapes, letras divertidas, pegatinas de colores y, por supuesto, algo de nuestro vinilo, hicimos estos carteles con todo el amor del mundo.

Así que decidimos probar con algo más atrevido para el día de la madre. Todo corazón!!!IMG_20160501_183131.jpg

Aquí nos atrevimos con distintos tipos de cartulinas, vinilos y hasta algo de acuarela. ¿Qué os parece? Bueno, este es un mundo nuevo que nos encanta y del que tenemos mucho que aprender, por eso NOS GUSTA TANTO!!

Así que volviendo un poco más a nuestra esencia hicimos este vinilo para colgar en nuestro querido hogar. ¡HOME SWEET HOME!

Incluso nos ha servido para mejorar nuestros empaquetados para regalos, con pequeños detallitos que los hacen más especiales.

A nosotros la experiencia nos ha encantado, así que seguiremos buceando en el mundo Scrap, descubriendo sellos, tintas, letras, abecedarios, pegatinas……

Ya te iremos contando ¡¡Te esperamos!!

Síguenos también en las redes sociales…..-

 

 

 

Viste las paredes de tu salón con vinilos originales

Hoy te proponemos una alternativa a los clavos en la pared de tu salon, apostando por vestir las paredes VINILENADO. Personaliza la habitación más importante de la casa, donde te reúnes con la familia y amigos, donde descansas después de un largo día de trabajo, dándole un toque original, personalizado y sencillo.

Es tan fácil como colocar uno de nuestros vinilos o los que nos propongas, sobre el sofá, en una pared que parece quedar siempre como vacía o en cualquier rincón de esta zona de la casa.

En esta ocasión te proponemos meter en casa algo de la naturaleza, como un árbol casi mágico o un jardín con mariposas. También puedes personalizar el salón con un código de barras especial fechas y números significativos para ti. O simular la cuerda de un tendero con huecos a modo de Polaroid, donde colocar las fotos o láminas que más te gusten.

¿Y por qué no una escalera de caracol que no quita nada de espacio? ¡Ah! sin olvidar a los amantes del cine, con un vinilo sobre ese sofá donde has visto tantas películas.

Estas son sólo algunas ideas pero la imaginación es el límite. Síguenos en las redes o ponte en contacto con nosotros para preguntas y encargos.

¿Qué te parece?